Luscinia. La publicación sobre medioambiente sociedad y cultura
  Málaga 19/11/2019  

Temas
Agua
Artes Audiovisuales
Artes Escénicas
Artes Visuales
Asociaciones y ONGs
Cartas
Cultura
Ecología Social
Energía
Fauna
Flora
Medioambiente
Mujer
Música
Ordenación del territorio
Paz
Poesía
Prosa
Salud
Transporte

Las bolsas de plástico se enfrentan a su ocaso
Cinco Días - 2007-05-07





El consumo de bolsas de plástico equivale a 97.400 toneladas y 238 bolsas por persona al año. Por eso el ministerio de Medio Ambiente se plantea sustituir en 70% de las bolsas de plástico por otras que permitan su reciclado, es decir, que sean biodegradables, en 2015. El anuncio de este nuevo plan tiene que ver con el fracaso del acuerdo firmado el año pasado con las grandes cadenas de distribución para que dejaran de proporcionar bolsas de plástico a sus clientes con tanta alegría.


Y mientras llega 2015 hay otras iniciativas que ya se han puesto en marcha. Hace unos días el ayuntamiento de Santander comprobó la cantidad de bolsas de plástico que se encuentran en manos de los ciudadanos. En sólo 15 días los santanderinos entregaron 100.000 bolsas de plástico que ya han sido enviadas a una planta de reciclaje. A cambio de su bolsa de plástico los ciudadanos dispuestos a deshacerse de ella recibían una de tela.

Bolsas de diseño

Algo parecido acaba de suceder en el Reino Unido. Hace una semana miles de clientes hacían cola para entrar en los almacenes Sainsbury. Pero no querían comprar los productos habituales sino una bolsa de algodón creada por la diseñadora Anya Hindmarch a un precio de cinco libras cada una. Se trata de una forma de defender el uso de bolsas reciclables frente a las más contaminantes de plástico elaboradas con polietileno que proviene del petróleo o del gas natural y de paso, apuntarse a la última moda.

Pero una pequeña ciudad del sur de Inglaterra, en Devon, ha ido más allá. Desde la semana pasada está prohibido que los establecimientos comerciales proporcionen los productos a sus compradores en bolsas de plástico. A cambio se les ofrece bolsas de papel o de tela.

También en Estados Unidos, en concreto en San Francisco, se ha prohibido recientemente el uso de bolsas de plástico no reciclables y elaboradas con petróleo.

Eso sí. La medida que entrará en vigor dentro de seis meses supondrá más costes para los consumidores ya que las bolsas que exigirá San Francisco cuestan a los propietarios de supermercados entre 8 y 10 centavos, las de papel 5 centavos y las de plástico hechas de petróleo, un centavo. Los Ángeles también estudia la posibilidad de sustituir las bolsas de plástico por otras recicladas y biodegradables, para reducir así la contaminación de la ciudad.

Son los pioneros de las tendencias actuales, que se analizan la posibilidad de prohibir las bolsas de plástico. La razón se encuentra en los muchos estudios que muestran cómo éstas atascan los sistemas de distribución de agua, no se desintegran y tardan mucho tiempo en descomponerse.

En otros lugares del mundo no se han prohibido, pero se trata de disuadir de su utilización mediante una razón económica. Hong Kong ha implantado una tasa medioambiental sobre las bolsas de plástico. Los consumidores que deseen usarlas deben pagar por cada una de ellas una cantidad equivalente a 50 céntimos.

Patatas a cambio de petróleo

\'La sociedad comienza a percibir que el plástico tradicional es perjudicial para el entorno y basándose en esta convicción, distintos puntos del planeta apuestan por los bioplásticos en sustitución de las tradicionales bolsas de plástico\'. Es lo que asegura Sphere España, una compañía española, filial del grupo Sphere, primer productor europeo y cuarto mundial de bolsas de plástico.

La empresa, ubicada en la localidad zaragozana de Utebo, produce bolsas de plástico cien por cien biodegradables utilizando la fécula de almidón de patata como uno de sus componentes. Esta empresa, especializada en la fabricación de bolsas para supermercados y grandes superficies y de bolsas de basura, ha producido entre 70 y 80 toneladas de bioplástico en los seis primeros meses de utilización de este sistema de fabricación.

La planta emplea 160 empleados y es pionera en la fabricación de productos plásticos biodegradables en España.

Sphere ha cambiado el petróleo por la patata para la producción de su gama de bolsas de plásticos bio. La reciente entrada en el accionariado de la empresa de AdventAgri, una empresa francesa productora de patata, permitirá a Sphere incrementar sus procesos de bioplásticos.