Luscinia. La publicación sobre medioambiente sociedad y cultura
  Málaga 15/11/2019  

Temas
Agua
Artes Audiovisuales
Artes Escénicas
Artes Visuales
Asociaciones y ONGs
Cartas
Cultura
Ecología Social
Energía
Fauna
Flora
Medioambiente
Mujer
Música
Ordenación del territorio
Paz
Poesía
Prosa
Salud
Transporte

Acoso a los coches sucios y al abuso del aire acondicionado
El País - 2007-07-20




Los coches más contaminantes pagarán más impuestos, las gasolinas incluirán un porcentaje de biocombustibles y las oficinas tendrán que limitar la temperatura del aire acondicionado. Éstas son algunas medidas del plan que aprobará hoy, tras una reunión de carácter monográfico, el Consejo de Ministros. Una parte de este plan estaba incluida en la Estrategia Nacional contra el Cambio climático, presentada en febrero, y fuertemente criticada por los grupos ecologistas y sindicales por no tener un plan de acción para promover su puesta en marcha. Según fuentes del Ministerio de Medio Ambiente, se han incorporado varias propuestas de los grupos medioambientales.

Con este paquete de medidas, que se desarrollarán hasta 2012, el Gobierno aspira a ahorrar más del 1% de energía al año, el porcentaje mínimo necesario para cumplir con el Protocolo de Kioto. Muchas de las medidas están dirigidas al comportamiento ciudadano en consumo de electricidad y transporte, ya que se prevé que las emisiones por particulares crezcan un 65% hasta 2012, mientras que el incremento previsto para los sectores industriales y energéticos es del 37%.

- Ahorro energético. Es el tema estrella del plan del Gobierno. Incluye la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética que ahora contaría con un presupuesto anual de 400 millones de euros para su puesta en acción -otra de las reivindicaciones de los grupos medioambientales-. El plan recoge medidas como la de limitar a 24 grados la temperatura a la que se regulará el aire acondicionado en los edificios públicos, lo que ya se ha publicado en el BOE y distribuido mediante circulares. También se quiere fomentar la sustitución de las tradicionales bombillas incandescentes por otras de bajo consumo. Un gesto que puede ahorrar hasta 20 kilos de CO2 al año por cada bombilla sustituida.

- Impuesto de matriculación. El Gobierno baraja establecer distintos tramos de gravamen, entre un máximo del 17% para los más contaminantes y un mínimo exento para los que emitan menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro, el objetivo de la UE. Actualmente el tipo es del 7 o del 12% según la cilindrada.

- Energías renovables. Se pretende que en 2010 el 12% de la energía proceda de fuentes renovables -ahora es el 5.9%-. Para ello está previsto que se apruebe un real decreto que fomenta la construcción de parques eólicos marinos. Se fomentará también la utilización de paneles solares en las viviendas.

- Más biocombustibles. El Gobierno obligará a las petroleras a mezclar la gasolina convencional con los biocarburantes, para que en 2010 el 5,83% del carburante sea de origen vegetal. Ahora representa tan sólo el 0,53%.

- Gasto en los hogares. A partir de 2009 se prohibirán las calderas de carbón, que serán sustituidas por otras de combustibles más limpios, como la biomasa. Además, todo aquél que tenga un electrodoméstico de baja eficiencia energética podrá acogerse a un Plan Renove de estos aparatos.

- Transporte. El Gobierno quiere potenciar el transporte ferroviario con una red para el tráfico mixto de viajeros y mercancías, de forma que en 2010 el 90% de la población esté a menos de 50 kilómetros de esta red. Además, se abordará el problema de la movilidad en el ámbito de las empresas, obligándolas, entre otras cosas, a elaborar planes de movilidad en función de su tamaño. Esta semana el Grupo Parlamentario Socialista e ICV, con el apoyo de Greenpeace, WWF-Adena, Ecologistas en Acción y CC OO, han presentado en el Parlamento un proyecto de ley de movilidad sostenible.

- Gases de invernadero. Entre las medidas de la Estrategia contra el Cambio Climático, el Gobierno presentará mañana la modificación del plan nacional de asignación de derechos de emisión de CO2 a las industrias. Las modificaciones se han realizado para cumplir las exigencias de la normativa europea aprobada para limitar las emisiones de seis sectores industriales.