Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/almijara/malagareforesta.org/adodb5/drivers/adodb-mysql.inc.php on line 365

Warning: session_start(): Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/almijara/malagareforesta.org/adodb5/drivers/adodb-mysql.inc.php:365) in /home/almijara/malagareforesta.org/set_env.php on line 101

Warning: session_start(): Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/almijara/malagareforesta.org/adodb5/drivers/adodb-mysql.inc.php:365) in /home/almijara/malagareforesta.org/set_env.php on line 101
Luscinia - Noviembre de Mamet
Luscinia. La publicación sobre medioambiente sociedad y cultura
  Málaga 15/12/2017  

Temas
Agua
Artes Audiovisuales
Artes Escénicas
Artes Visuales
Asociaciones y ONGs
Cartas
Cultura
Ecología Social
Energía
Fauna
Flora
Medioambiente
Mujer
Música
Ordenación del territorio
Paz
Poesía
Prosa
Salud
Transporte

Noviembre de Mamet
redacción - 2010-01-26




Santiago Ramos es el corrupto y torpe presidente de los Estados Unidos en Noviembre, obra de David Mamet que llega al Teatro Cervantes de Málaga mañana miércoles y el jueves 28 (21.00 horas), dentro de la programación del XXVII Festival de Teatro. El director de Producción del teatro municipal, Miguel Gallego, presentó esta mañana ante los medios al intérprete, pieza central de una obra que el propio Ramos ha definido como “una comedia de milimétrica perfección llevada al disparate”. Un “lenguaje bastante bestial, y unos diálogos ágiles, rápidos y creíbles, de los que resulta un texto incluso poético”, son según Santiago Ramos algunos de los muchos méritos de Mamet en esta pieza “extraordinariamente escrita, con un ingenio superior”, y en la que el dramaturgo estadounidense se muestra comprometido con el teatro de texto y de actores.


En vísperas de la elección del presidente de los Estados Unidos de América, el Despacho Oval de la Casa Blanca es un hervidero de intrigas y ambición. Santiago Ramos es Charles Smith, un mandatario en horas bajas, al que no quiere ni su partido, de tal manera que su abogado, Archer Brown (Cipriano Lodosa), le anima a retirarse. Noviembre, éxito de Mamet en Broadway traducido con fidelidad y dirigido por José Pascual, es una sátira del poder en la que el ‘líder del mundo libre’ sólo está preocupado por su cuenta corriente, por lo que incluso piensa chantajear a la Asociación Nacional del Pavo en esos días previos a la fiesta de Acción de Gracias. Y todo con un mandatario torpe (“Es difícil encontrar a un presidente tan desastre”, dijo Santiago Ramos) que junto con su ayudante forma una pareja de pillos en una pieza que no tiene piedad con los políticos y con los poderosos.


Mamet escribe una corrosiva y desenfadada comedia en la que muestra las contradicciones e hipocresía de los que mueven los hilos, que más que pensar en altas metas sólo chequean su bolsillo y su bienestar personal. Para ello, el dramaturgo coloca al presidente (ni republicano ni demócrata, ni Clinton ni Bush, sino un político que podría ser cualquiera) en la tesitura de tragarse sus convicciones ideológicas y vulnerar las leyes por perpetuarse en el poder. ¿Cómo? Aceptando casar a la escritora de sus discursos, Clarice Bernstein (Ana Labordeta), una lesbiana recién llegada de China de adoptar a una niña, con su novia y ante las cámaras de televisión para poder obtener de ella un bellísimo texto con el que ganar las elecciones.


Jesús Alcaide (representante de la Asociación Nacional del Pavo) y Rodrigo Poisón (Dwight Grackle) completan el reparto de la comedia de Mamet, que suple la economía de medios de la que hace gala su texto con el uso del teléfono, como recordó esta mañana Santiago Ramos.


“Un personaje de ese calibre, verdadero centro de la acción, es por sí mismo la justificación de todo el espectáculo. Es alrededor de él que se construye todo el proyecto de montaje de una obra como Noviembre, el lugar en que confluyen todas las líneas de la acción al ritmo endiablado que exige una comedia como ésta. Y ningún actor como Santiago Ramos para dar vida en toda su dimensión a un personaje que alterna un sentido del humor feroz con cóleras bíblicas y momentos de intimidad que nos hacen entender la dificultad de renunciar al poder. Sólo un actor como él, dueño de todos los resortes interpretativos, está en condiciones de aprovechar el riquísimo material compuesto por un autor de la talla de David Mamet para hacer una auténtica creación”.


José Pascual